Asesor Económico de Insolvencia

Infórmate sobre cómo el Asesor Económico de Insolvencia te puede asistir para enfrentar un escenario económico complejo de tu emprendimiento.

Ver más

El Asesor Económico de Insolvencia es un profesional que se solicita a través de la Superir, de manera voluntaria, y su tarea es realizar un estudio sobre la situación financiera, económica y contable del negocio, con el fin de diagnosticar las causas que originaron una crisis y realizar las gestiones financieras, legales y contables que se requieren para superarla.

Acá podrás saber cómo acceder a esta asistencia y cuáles son los resultados que te podría entregar.

Para solicitar una asesoría, la persona natural o jurídica debe cumplir con los siguientes requisitos:

1. Que esté imposibilitado de pagar una o más de las obligaciones financieras de su empresa y/o estime que dentro de los próximos tres meses su emprendimiento podría encontrarse en un estado de insolvencia o en una crisis financiera aguda.

2. Tributar en primera categoría (exceptuados los que se encuentren en el artículo segundo de la Ley Nº. 20.416)

3. Tener ventas inferiores a 25.000 UF durante los 12 meses previos a la fecha de solicitud.

Es importante considerar que este trámite es voluntario y que tiene un costo para el solicitante. Ver más detalles en la siguiente pestaña sobre el costo.

Es tu responsabilidad como solicitante de este procedimiento pagar los honorarios del Asesor Económico de Insolvencia, lo que debe ser determinado de común acuerdo.

En general el asesor trata de realizar un cobro que esté al alcance del emprendedor, tomando en consideración que éste atraviesa una situación financiera compleja con su empresa.

De no existir conformidad con el precio, se puede elegir un nuevo Asesor. Más detalles en la pestaña ¿Cómo se solicita?

Con este procedimiento, tu emprendimiento tendrá una Protección Financiera por un período máximo de 90 días, tiempo en el cual quedarán suspendidas todas las acciones que existan en contra de tu empresa deudora, como embargos, solicitudes de liquidación, juicios tributarios y cualquier otro apremio derivado del incumplimiento de las obligaciones con los acreedores (excepto el pago de remuneraciones y cotizaciones).

1. Trámite en línea

El trámite se realiza en línea con Clave Única haciendo click aquí.

Acá obtendrás toda la orientación necesaria sobre los pasos que debes considerar para realizar la solicitud.

Si tienes más dudas, puedes enviar un correo electrónico a aei@superir.gob.cl.

2. Formulario Designación

Una vez ingresado al sistema con la autentificación de la Clave Única, automáticamente tu solicitud será derivada a la plataforma de designación, donde deberás seleccionar el botón “Agregar” y completar el formulario que corresponda, según el solicitante sea persona natural o persona jurídica.

 

3. Llenar Formulario de Designación

Puedes efectuar la solicitud como persona natural o jurídica. En este último caso, se desplegarán dos cuadros extras para ser completados, uno pidiendo los datos del representante y en el otro, el de la empresa.

4. Adjuntar documentos

Cualquiera sea la designación elegida para hacer la solicitud (persona natural o jurídica), en ambos casos deberás adjuntar en formato PDF los siguientes documentos:

a) 12 últimos IVA.

b) Carátula balance general.

c) Libro de ventas.

d) Libro de deudores.

Y en la opción “Persona Jurídica”, se debe agregar a lo anterior el siguiente documento: Mandato o poder donde conste la representación de quien realiza la solicitud a nombre de la empresa.

5. Selecciona al Asesor

Luego de adjuntar los documentos requeridos, debes pulsar en la opción para la designación del Asesor Económico de Insolvencia, el que también puede ser elegido por la Superintendencia. En ese último caso, tienes que optar por  “Superintendencia” en el despliegue de nombres que aparecerán.

6. Guardar y enviar

Completados los formularios, adjuntados los documentos correspondientes y elegido el Asesor, deberás seleccionar el botón “Guardar” y la solicitud quedará en estado “Iniciado”.

Luego debes enviar la solicitud a la Superintendencia para su revisión, pinchando el botón verde y con ello recibirás un correo electrónico como comprobante del ingreso.

Una vez completado el formulario, la Superintendencia realizará un examen de admisibilidad del documento y de los antecedentes, pudiendo adoptar las siguientes decisiones, mediante resolución fundada:

a) Declarar que se rectifique la solicitud

En este caso, la Superintendencia te podría pedir nuevos antecedentes o bien señalarte que existen errores en los datos ingresados,  que deben ser corregidos. La Superir te indicará el plazo para efectuar los cambios correspondientes y la solicitud de rectificación deberá ser ingresada nuevamente mediante la plataforma, adjuntando la nueva documentación requerida. Realizada la rectificación, la Superir realizará otra revisión de los antecedentes.

b) Declarar admisible la solicitud

En este caso, la Superintendencia procederá a la designación del Asesor Económico de Insolvencia seleccionado o bien realizará el sorteo correspondiente si elegiste la opción “Superintendencia”. En todos los casos, las resoluciones serán notificadas al correo electrónico que señalaste en la solicitud.

c) Declarar que se rechaza la solicitud

En este caso, la Superintendencia rechazará tu solicitud por no cumplir con los requisitos legales.

Si la solicitud es declarada admisible, la Superintendencia procederá a designar al Asesor Económico de Insolvencia y dictará una Resolución Exenta, informándote que tu solicitud fue declarada admisible y adjuntará el acta donde consta la designación del Asesor.

Una vez recibas la notificación en tu correo electrónico, podrás coordinar con el Asesor designado el desarrollo de la asesoría correspondiente.

Dicho requerimiento se efectúa online.

Más información, las puedes encontrar acá: https://www.superir.gob.cl/asesor_ei/

Durante su trabajo, el Asesor Económico de Insolvencia realizará un análisis completo del estado financiero de tu emprendimiento, determinando posibles causas de la crisis financiera, determinar si existe una posibilidad de insolvencia y buscando definir las alternativas viables para superar el problema.

Importante: Las proposiciones y conclusiones que se efectúen terminado el estudio no serán obligatorias ni para ti, ni para los acreedores de tu empresa. 

Acá existen dos caminos:

a) EMPRENDIMIENTO VIABLE

El asesor puede resolver que tu emprendimiento tiene viabilidad para seguir, luego del estudio y los ajustes realizados.

 

b) EMPRENDIMIENTO NO VIABLE

El emprendimiento no es viable, y en este caso el asesor te puede proponer :

  1. Reorganizar la empresa
  2. Determinar que optes por una Liquidación Voluntaria