Liquidar
tus deudas

En este procedimiento venderás tus bienes muebles e inmuebles.

Es un trámite que se realiza en Tribunales, por lo que necesitas un abogado/a que te represente.

Ver más

Si la crisis de insolvencia es profunda y tu emprendimiento se ha vuelto inviable, resulta de capital importancia que como emprendedor sepas que un aplazamiento innecesario de la decisión de cerrar el negocio, puede empeorar la situación. Ante ese escenario, la Ley contempla que tu Empresa Deudora se someta a una Liquidación Voluntaria.

Pero atención, porque también podrías llegar a esa instancia si así lo demanda uno de tus acreedores, y en ese caso se produciría una Liquidación Forzosa.

En ambas situaciones se realiza una liquidación rápida y eficiente de los bienes, con el objeto de pagar lo adeudado 

A continuación te entregaremos más detalles de la Liquidación Voluntaria. 

Contar con un abogado

Debes contar con la asesoría de un abogado, ya que el procedimiento se solicita ante tribunales, y ser una Empresa Deudora.

 

¿Qué es una Empresa Deudora?

  • Personas y Empresas que tributen en Primera Categoría (corresponde a las rentas del capital y de las empresas comerciales, industriales, mineras y otras.)
  • Micro, pequeñas, medianas y grandes empresas. 
  • Personas naturales contribuyentes del artículo 42 N.° 2 de la  Ley de impuesto a la renta (aquellas que practican el ejercicio libre de la profesión y emiten boletas de honorarios).

Solicitud en tribunales

Deberás presentar, debidamente representado por un abogado, una solicitud de inicio de Procedimiento Concursal de Liquidación ante el Tribunal correspondiente al domicilio de tu Empresa Deudora, cuyo modelo se encuentra disponible en:

 

Costos asociados

  • El pago que debes hacer al abogado que presentará la solicitud ante el Tribunal correspondiente.
  • Los honorarios del Liquidador, que se pagan con cargo a los bienes incautados y posteriormente vendidos. Eventualmente, ante la insuficiencia de cubrir este ítem con lo que se recaude en la venta, el pago a este profesional lo realizará la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento. 

Tu Empresa Deudora deberá acompañar los siguientes antecedentes al concurrir al Tribunal:

Importante: si se trata de una persona jurídica, los documentos referidos deberán ser firmados por sus representantes legales.

 

Lista de bienes

Lugar en que se encuentren y los gravámenes que les afecten.

 

Lista de bienes inembargables por Ley

Cama; ropa y vestimenta; muebles de dormitorio; comedor; la cocina (horno de cocina); muebles de cocina; comida; combustible; utensilios de cocina; material de estudio y trabajo; instrumentos musicales; herramientas del trabajador; material para enseñar; uniformes militares. 

 

Relación de juicios pendientes.

 

Estado de deudas

Con nombre, domicilio y datos de contacto de los acreedores, así como de la naturaleza de sus créditos.

 

Nómina de trabajadores

Cualquiera sea su situación contractual, con indicación de las prestaciones laborales y previsionales adeudadas y fueros en su caso.

 

Su último balance

Si tu Empresa Deudora lleva contabilidad completa.

Después de presentada la solicitud ante el tribunal, deberás pedir la nominación del liquidador ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir), acompañando copia del comprobante de ingreso de demanda y/o procedimiento emitido por la Oficina Judicial Virtual y un certificado emitido por un auditor externo de tu Empresa Deudora, que contenga el estado de sus deudas y una nómina de acreedores y monto de los créditos.

Este trámite lo debes realizar con Clave Única acá

Presentación de la solicitud

Ante el Tribunal Civil correspondiente al domicilio de tu Empresa Deudora, con el patrocinio de un abogado.

 

Resolución de la Liquidación

El Tribunal, una vez cumplidos los requisitos señalados en la Ley, dictará la Resolución de Liquidación, la que será publicada en el Boletín Concursal.

Allí se designará un liquidador, quien administrará y venderá los bienes de tu Empresa Deudora para efectuar el pago a los acreedores, incluidos los trabajadores.

 

Juntas de acreedores

Durante el procedimiento se celebrarán juntas de acreedores, que entre sus actuaciones decidirán la forma en que se venderán los bienes de tu Empresa Deudora.

 

Venta de los bienes

Realizada la venta de los bienes, se pagará a los acreedores que presentaron sus créditos ante el Tribunal, mediante un reparto de fondos.

 

Cuenta final

El liquidador presentará cuenta final de administración de sus actuaciones y el Tribunal dictará la Resolución de Término del Procedimiento, con la cual se extinguen los saldos de las deudas que quedaron sin pagar.

 

Dictada la Resolución de Liquidación de tu Empresa Deudora, se producirán, entre otros, los siguientes efectos:

 

Prohibición para administrar bienes

Tu Empresa Deudora quedará inhibida de la administración de todos sus bienes presentes (lo que no implica pérdida de dominio), con excepción de aquellos que la Ley declara inembargables. Su administración pasará al liquidador. En consecuencia, serán nulos los actos y contratos posteriores que se ejecuten o celebren en relación a estos bienes.

 

Pérdida de potestad sobre bienes

Tu Empresa Deudora perderá la facultad de disposición sobre sus bienes y frutos, actuales y futuros.

 

Comparecencia ante tribunales

Tu Empresa Deudora deberá comparecer en juicio, representado por el liquidador.

 

No habrá pérdida de derechos civiles

Tu Empresa Deudora podrá interponer por sí las acciones referidas a su persona y que tengan por objeto derechos inherentes a ella. No será privado del ejercicio de sus derechos civiles, ni se le impondrán inhabilidades especiales sino en los casos expresamente determinados por las leyes.

 

Protección ante negligencias del Liquidador

En caso de negligencia del Liquidador, tu Empresa Deudora podrá solicitar al tribunal que ordene la ejecución de las providencias conservativas que fueren pertinentes.

Extinción de saldos insolutos

Una vez que se encuentre a firme o ejecutoriada la Resolución que declara el término del Procedimiento Concursal de Liquidación, se entenderán extinguidos todas las deudas contraídas por tu Empresa Deudora con anterioridad al inicio del proceso.

 

Eliminación de nóminas de deudores

Tu Empresa Deudora al obtener la Resolución de Término, podrá solicitar ser eliminada de todos los registros comerciales o públicos donde estuviesen publicados sus informes de endeudamiento moroso. 

De esta manera, tu Empresa Deudora puede volver a reemprender.