Renegocia
tus deudas

En la Superir te
ayudamos y orientamos a
Renegociar tus deudas, gratis y sin tener que contratar un abogado.

Conoce los requisitios y
beneficios que tenemos
para ti.

Ver más

La Renegociación es un trámite administrativo, que en promedio dura 3 meses.

Si eres un deudor moroso, con esta herramienta te puedes ordenar, con una modalidad de pago beneficiosa para todos, ya que no hay que recurrir a instancias judiciales y una persona que es aceptada en este procedimiento recibe por lo general, de parte de los acreedores, beneficios en la modalidad de pago. 

El 92% de los deudores que se ha acercado a la Superir, han logrado acuerdo con sus acreedores.

¿Qué necesito para Renegociar mis Deudas?
Estos son los requisitos para acceder.

  • Tener la cédula de identidad vigente, con o sin contrato de trabajo.
  • Tener dos o más deudas vencidas por más de 90 días (es decir, que no las haya pagado por más de 3 meses), y que en total todas las deudas atrasadas sumen más de 80 U.F.
  • No haber sido notificado de una demanda judicial por deuda.
  • No haber emitido boleta de honorarios en los últimos 24 meses.
  • Tener la voluntad de pagar y ordenar tus deudas.

Si quieres conocer más sobre los requisitos y resolver alguna duda que tengas, haz click acá.

Sigue estos pasos.
Ordénate y ponte al día con tus deudas.

PASO 1 | Solicitar

Más detalles de cómo hacer el trámite, haz click acá.

PASO 2 | Revisión de antecedentes
  • La Superir revisará los antecedentes presentados en un plazo de 5 días, desde que ingresó la solicitud.

Más detalles de cómo hacer el trámite, haz click acá.

PASO 3 | Respuesta a la solicitud

Presentada la solicitud, existen tres posibilidades:

a) Admisible: Si la solicitud es admitida, se es citado a una PRIMERA AUDIENCIA.

b) Rectificar: Si la solicitud tiene errores o le faltan antecedentes, existe un plazo de 10 días para corregir y/o aportar los nuevos antecedentes.

c) Inadmisible: Esto pasa cuando no se rectifica dentro del plazo otorgado por la Superir o no se cumple con alguno de los requisitos para iniciar el Procedimiento de Renegociación. En este caso, una opción es someterse a una LIQUIDACIÓN VOLUNTARIA.

Si todo está ok y la solicitud es admitida, vienen las audiencias.

Audiencia Inicial

La persona que está con deudas morosas se reúne en una misma mesa no sólo con los bancos, comercios o con la institución financiera donde tiene atraso en sus pagos, sino que también se incluye a todos los demás acreedores a los que les debe, aunque con estos esté al día en las cuotas.

En esta audiencia se determina cuánto es el volumen de toda la deuda.

Audiencia de Renegociación

La persona presenta una propuesta de pago y ésta es discutida y votada por los acreedores. Aquí hay dos caminos:

a) ACEPTADA: La persona comienza a pagar de acuerdo a lo acordado y pactado.

b) NO ACEPTADA: La persona pasa a una AUDIENCIA DE EJECUCIÓN, donde se acuerda la venta de los bienes que tenga para pagar lo que debe. Es un trámite administrativo que se hace en la Superir, sin juicio de por medio.

Al Renegicar con la Superir obtienes los siguientes beneficios:

  • Llegar a un sólo acuerdo con todos a quienes se les debe.
  • Proponer un plan de pago que la persona pueda cumplir. El deudor dice cómo pagar y cuánto es lo que puede pagar. Acá es donde asume el control de las deudas.
  • Obtención de mejores condiciones para pagar las deudas: rebaja en las tasas de interés, meses de gracia para pagar, perdonazos de cuotas, entre otros beneficios que podrían conceder los acreedores.
  • Eliminación de antecedentes comerciales y registros de deuda al término del procedimiento.